EL PROFESOR

Título
: El profesor
Autora: Charlotte Brontë
Traducción: Gema Moral Bartolomé
Editorial: Alba
Fecha de publicación/edición: 1857/2019
Páginas: 388

 
Sinopsis:
El profesor, escrita entre 1845 y 1846, antes que Jane Eyre, es la primera novela de Charlotte Brontë pero no sería publicada hasta 1857, después de su muerte. En vida los editores habían rechazado el manuscrito, que, por su brevedad, su realismo y el carácter de los personajes -cuyo destino es "trabajo duro durante toda la vida combinado con una moderada dosis de placer"-, contradecía los patrones de la novela victoriana. Todo era demasiado "real" en la historia del joven William Crimsworth, el cual, en su voluntad de independencia, desprecia la tiránica protección de sus parientes y se embarca hacia Bruselas, donde consigue un puesto de profesor de inglés en un internado. Allí debe elegir entre las atenciones de la brillante y astuta directora y la tímida admiración de una joven huérfana que, como él, lucha por superarse y salir de la pobreza. La ética del trabajo articula el ideario de la novela, pero en ella destaca asimismo el solitario y doloroso empeño por conservar la fidelidad a los propios principios en un mundo regido por el disimulo, la vigilancia y la afectación.

Opinión:
En El Profesor conocemos a William Crimsworth un joven inglés que se niega a recibir las limosnas que le ofrecen sus parientes con los que tiene mala relación y que busca ganarse la vida con su esfuerzo y su trabajo sin depender de nadie. Se embarca en un viaje hacia Bruselas animado por un conocido, Hunsden, para buscarse allí la vida. A través de un contacto que tenía Hunsden en Bruselas, William consigue colocarse de profesor de inglés en una escuela de chicos dirigida por monsieur Pelet; posteriormente, también dará clases de inglés en una escuela de chicas, regentada por mademoiselle Reuter. Conoceremos sus vivencias en su llegada a Bruselas y cómo se va haciendo un hueco allí, las relaciones que entabla con las personas con las que convive y nos describe las opiniones que estas le suscitan (lo que aparentan que contrasta con lo que luego son), así como una detallada descripción de algunas de sus alumnas, de diferentes nacionalidades y de buena posición, que no se lo ponen fácil pero a las que aprende a manejar sin dejarse apabullar por ellas. En cierto momento se topa con una maestra, zurdidora de encajes, que le solicita asistir a sus clases para avanzar en su inglés y superarse a sí misma.

La historia me ha gustado, me ha mantenido expectante. Nos habla entre otras cosas de mantener los valores y principios personales, de alejarse de aquello que consideramos que está mal o que no nos hace ningún bien, basando los éxitos en el trabajo duro y en el esfuerzo personal. Hace una critica a la hipocresía, la mentira y la crueldad. Todo esto me ha gustado, pero confieso que no todo ha sido de mi gusto. El personaje de William al principio me gustaba, pero a medida que iba avanzando me caía cada vez peor (algo totalmente subjetivo pero que a mí me ha afectado a la hora de leer) y en algunas partes he sentido que se estancaba la historia, a veces se centraba en descripciones de personajes no muy relevantes y en contarnos aspectos de estos que realmente no aportan demasiado a la historia (¿para qué me cuentas esto? o ¿por qué te extiendes tanto en hablar sobre este personaje totalmente prescindible?).

Charlotte Brontë en esta novela saca bastante el tema patriótico y su defensa de lo inglés, en muchas ocasiones describe de forma negativa a los belgas, especialmente a los flamencos, y a otras nacionalidades magnificando a los ingleses. William desprecia en diversos momentos a distintos personajes no ingleses, con comentarios bastante xenófobos. Hay partes en las que describe a sus alumnas que más que aportarme información necesaria para la trama parece que me lo cuenta únicamente para rajar de ellas y dejar claro el desprecio a su étnia, costumbres, formas y disposición no inglesas... (esto está relacionado con lo anterior que he comentado sobre extenderse en personajes no relevantes). Cierto es que en otros momentos también se mencionan cosas positivas de los extranjeros o que no todo lo de Inglaterra es bueno, pero la sensación de ese odio a todo lo que no sea inglés me deja mal sabor de boca. Charlotte también hace una defensa marcada de su religión protestante en esta historia, despreciando a los fieles de la iglesia católica, lo que se deja ver también en varias ocasiones.

Supongo que en esta novela hay mucho del posible choque que encontró la propia Charlotte en su estancia en Bélgica cuando fue a estudiar francés, ella que venía de su ambiente victoriano y con su religión protestante tuvo que encontrar diferencias notables y costumbres que no eran las suyas en sus compañeras; desde luego se aprecia que no sentía gran simpatía por los belgas ni por lo "continental" como se refería a lo europeo. También me consta que se enamoró de un profesor perdidamente (estoy deseando leer más sobre su vida y ahondar más en estas cuestiones*).

Quitando esas cosillas que no me han gustado, la historia en sí, los acontecimientos que se van produciendo con ciertos giros y los personajes (mademoiselle Henri y Hunsden me han gustado mucho, este último un personaje complejo y extraño pero que me ha ganado) me han mantenido con ganas de continuar y su final me ha dejado muy satisfecha. A pesar de ser su primera novela ya se aprecia la gran pluma de Charlotte, y aunque no se acerca a lo que me hace sentir Jane Eyre ni de lejos, sí que he disfrutado de la misma.
 
*Actualización:  leído el libro La historia secreta de Jane Eyre, reseña aquí, se menciona efectivamente que El profesor de Charlotte Brontë está basado en sus experiencias en Bruselas, donde se enamoró de un profesor sin ser correspondida, y además se expone que:
 
En febrero de 1842, Charlotte y su hermana Emily viajaron a Bruselas para aprender francés. Con veinticuatro y veinticinco años, eran bastante mayores que las demás alumnas, cuya lengua materna era el francés. Charlotte en una carta a Ellen Nussey, las calificó de "extraordinariamente frías, egoístas, salvajes e inferiores...". A esta protestante de Yorkshire las jóvenes belgas católicas le cayeron mal enseguida. 
 
El sentido de lo inglés de la novelista encontraba tambien moralmente degenerados a los demás extranjeros, y su única experiencia de otro país era Bélgica. Llegó a odiar a sus alumnas de Bruselas: escribió a Branwell que les faltaba "inteligencia" y "educación, amabilidad y buenos sentimientos: no son nada". Estaba convencida que era la consecuencia de sus características étnicas.

Comentarios

  1. Hola María, yo no conozco mucho la biografía de Charlotte, pero no será que esta novela, como dices tú que no la publicó, le falte una revisión? No obstante a mí tampoco me gusta eso que comentas de la "superioridad inglesa"... No sé si lo llegaré a leer algún día, pero ¿quién sabe? Ahora mismo, por ejemplo, estoy leyendo Jane Eyre, que hace tiempo ni se me pasaba por la cabeza, jeje...
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! pues Charlotte escribe un prefacio en esta novela y no me da la sensación de que no la tuviese finalizada o que le faltara alguna revisión. No sé, cuando profundice más en su vida si encuentro algo relacionado con esto te cuento jeje Me alegro que por fin te hayas animado con Jane Eyre! ya veré que te parece. Este de El profesor queda muy lejos de Jane Eyre (al menos para mí). Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola! En especial este no lo leí y me parece muy interesante tu reseña.en algún momento lo haré porque es una autora que me gusta mucho.
    Saludosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! pues ya contarás si te animas jeje, a mí aún me queda por leer Shirley y Villete de esta autora, a ver qué me parecen :D Un saludito.

      Eliminar
  3. ¡Hola! Leí Cumbres Borrascosas hace años y la verdad es que una novela de la que disfruté enormemente, a pesar de que los personajes no llegaron a gustarme en ningún momento. Por lo que nos cuentas en tu reseña, esto parece ser algo que se extiende en los libros de la autora. No sé si en algún momento le daré una oportunidad a este libro, ya que temo que se me haga largo y denso, pero no lo descarto.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Cumbres Borrascosas es genial, una novela que creo que no puede dejar a nadie indiferente... (aunque haya lectores a los que no les guste nada). En este caso, El profesor es obra de Charlotte, no de Emily. He leído a las tres hermanas, y diría que las tres me atrapan pero son tan distintas... Sus grandes obras, o al menos las que más me han gustado de cada una:Jane Eyre (de Charlotte), La inquilina de Wildfell Hall (de Anne) y Cumbres Borrascosas (de Emily, la única que escribió...) las encuentro totalmente distintas en cuanto al caracter de la narrativa, que creo que se debe a los tres caracteres que tendrían las tres. Es muy curioso leerlas y hacerte una idea de cada una de ellas en base a sus novelas. Si no has leído Jane Eyre, yo empezaría con Charlotte por ese título antes que con este. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pues es cierto que se enamoró de uno de sus profesores, pero no era inglés sino alemán. Se conocieron en Bruselas, donde Charlotte fue a estudiar durante una temporada. A ver si quizás de ahí salieron esas ideas patrióticas tan pronunciadas, no lo se. Aunque la figura del profesor también podría estar inspirada en la experiencia del hermano de Charlotte, que ejerció de tutor privado de unos niños durante un tiempo y tenía ideas algo peculiares. Si te apetece saber más del tema, te recomiendo mucho la biografía novelada de las hermanas Brontë "El sabor de las penas", de Jude Morgan, te encantará ;-) Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tiene muy intrigada la vida de Charlotte, estoy deseando profundizar (tengo ideas y acontecimientos en mi cabeza, pero de leer por internet, tú sabes, de aquí y allá). Tengo una lista de libros apuntados que alguno caerá, sino varios, que se centran en su vida o bien en la vida de las tres hermanas. Entre ellos están: La vida de Charlotte Brontë de Gaskell, Infernales, el que tú me has mencionado también lo tengo anotado, La historia secreta de Jane Eyre: cómo escribió Charlotte Brontë su obra maestra... Como estoy leyendo a las tres hermanas durante todo este año, tanto leyendo algunas de sus obras en pendientes (ahora me faltan Villete y Shirley) como releyendo aquellas que ya había leído, en principio quiero dejar el tema biografias para final de año. Me va a encantar confrontar mis propias ideas, elaboradas a medida que he ido leyendo sus novelas, con lo que se sabe de ellas. De lo que estoy segura es que las tres debían tener personalidades bien diferentes. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ni idea. Dios mío, lo que todavía queda por descubrir. Esta novela no la conocía y vale, tomo nota de esas cosas que no te han gustado, pero es una de las hermanas hablando de la hipocresía. Casi mi tema favorito. Le echaré un ojo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo este año estoy a tope con las Brontë :D Me quedan por leer Shirley y Villete de Charlotte. Que ambos serán primera lectura porque no los he leído aún, y también quiero releer Cumbres Borrascosas. Ya luego me pondré con alguna biografia que me hable de ellas... es un placer leer a estas hermanas. Ya contarás si te animas con este o con otro de sus títulos... Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario