EL ITALIANO o el confesionario de los penitentes negros

Título:
El italiano o el confesionario de los penitentes negros
Autora: Ann Radcliffe
Traducción: cedida por Editorial Icaria
Idioma original: Inglés
Editorial: Montesinos
Fecha de publicación/edición: 1797/2021
Páginas: 324

Sinopsis:
La novela gótica tuvo padre y madre: Horace Walpole y Ann Radcliffe. De entre todas las obras de esta última destaca El italiano o el confesionario de los penitentes negros, obra en la que la intriga y la acción enmarcan un relato que contiene ya rasgos inequívocos del movimiento literario que se avecinaba: el romanticismo. Publicada en 1797, esta novela narra las vicisitudes de una pareja de enamorados, cuyo amor prohíben las convenciones sociales de la época, que se ven envueltos en una sucesión vertiginosa de acontecimientos que implican secuestros, asesinatos e incluso el juicio en el Tribunal de la Inquisición del joven Vivaldi, el ferviente enamorado capaz de las mayores proezas e imprudencias para conseguir la liberación de su amada de las garras de una pérfida abadesa y un monje asesino.

Opinión: 
Tenía ganas de estrenarme con esta autora pero las opiniones que veía de Los misterios de Udolfo (su obra más conocida y de la que suelen hablar como lenta y tediosa) me quitaban un poco las ganas. Al ver las novedades en Editorial Montesinos, me llamó la atención este título de la autora que no conocía de antemano: El italiano o el confesionario de los penitentes negros. Una novela gótica que una vez leída puedo decir que he disfrutado. 

Nos situamos en Nápoles en 1758, un joven de buena familia, Vicente Vivaldi, se enamora perdidamente de una jovencita, Elena Rosalba, una huérfana procedente de una familia algo ilustre en el pasado pero venida a menos, que vive con su tía, la señora Bianchi. Vivaldi se empeña en pedir su mano y hace todo lo posible para cortejarla. Elena también lo ama, pero es consciente de que la familia de él no la va a aceptar y no se equivoca. Los marqueses no quieren que su hijo se case con una don nadie, considerándolo una ofensa a su apellido y familia; con los gastos de la marquesa —que no tiene miramiento ninguno—, necesitan además que su hijo contraiga matrimonio con una mujer con posibles para seguir manteniendo su nivel de vida. Vivaldi de todas formas parece mantenerse firme y su madre se niega rotundamente a que esta jovenzuela sin alcurnia atrape a su hijo, y hará todo lo posible para que esto no ocurra. El confesor de la marquesa, un monje ambicioso y altivo que no da muy buenas sensaciones a aquel que lo ve y que podría tener lengua viperina, se alía con ella y la ayuda a realizar sus malas artes para así evitar este casamiento tan inconveniente. Elena será raptada y encerrada en un monasterio en manos de una cruel abadesa, que no se lo pondrá nada fácil. Vivaldi no descansará hasta recuperar a su amada, luchando con todo aquello con lo que tenga que luchar. En su camino no estarán solos y no todo será oscuro, encontrarán apoyo y lealtad en algunas figuras que les ayudarán como mejor puedan. A lo largo de la historia también conoceremos el contenido de una confesión, y al autor de la misma, que se hizo en el pasado en el confesionario de los Penitentes Negros y que dejó altamente turbado al sacerdote que la escuchó debido a su malignidad.

Una historia que incluye a una joven amenazada constantemente por personajes maquiavélicos, siniestros y malvados; su enamorado que lucha por mantenerla a salvo; monasterios sombríos, castillos derruidos, subterráneos oscuros con pasadizos interminables y celdas siniestras. Tormentas que presagian un futuro incierto, asesinatos, cadáveres, aislamiento, intentos de huida y persecuciones, encierro y crueldad... Secretos oscuros e historias del pasado que contienen actos perversos salen a la luz. Una atmósfera y unos escenarios muy bien retratados, y unos personajes y acontecimientos que pueden ponerte los pelitos de punta incluso. No es que haya pasado miedo leyéndolo, pero sí cierta cosilla, justo es eso lo que disfruto del género gótico, la tensión que consigue crearme y esa sensación de desasosiego pero sin llegar a pasarlo mal. En cuanto al componente sobrenatural, típico en este tipo de novelas, esperaba encontrar algo más pero la autora no se detiene demasiado en él, más allá de algún toquecillo en alguna ocasión. 

El ritmo y el estilo de narrar me han gustado, no se me ha hecho lento ni tedioso, al contrario. En general, la trama y su desarrollo me han convencido. Aunque alguna cosa me ha resultado predecible tiene giros que me han sorprendido y considero que la autora consigue hilar todo muy bien al final. He estado interesada en todo momento en la lectura, quería saber el destino de los personajes pero sobre todo me interesaba la figura del monje, del confesor de la madre de Vivaldi, el religioso Schedoni. Me ha gustado cómo la autora lo presenta y la manera en la que va desvelando su historia.

Destaco cómo introduce en la novela las convenciones sociales de la época, como por ejemplo las diferencias de clases y los impedimentos a matrimonios no convenientes, así como la gran importancia de lo religioso y de respetar sus normas. Se deja ver la crítica a aquellos que ejercen cargos religiosos con altivez, gran cinismo e hipocresía, mostrando en sus actos justo lo contrario de lo que predican. Aunque no a todos mete en el mismo saco, ya que también hay personajes que ejercen su religiosidad y su cargo con verdadera devoción y bondad.  

Cuando una persona consagrada a Dios olvida, ella misma, los deberes que le impone la religión, deja de ser respetable. Los mismos motivos que nos obligan a amar las dulces y benéficas leyes de la religión, nos inspiran aversión a los que las quebrantan; y cuando me recordáis el respeto que os debo, me obligáis vos misma a pronunciar vuestra condenación. 

Vivaldi tuvo la paciencia de oír aquellas palabras sobre la moral y de religión de boca de una persona que en aquel momento violaba, no solamente sin escrúpulos, sino con jactancia, las leyes más claras de la justicia y la humanidad. 

Antes de terminar, también me gustaría comentar que en la novela aparece el tribunal de la Inquisición, en cuyas fauces acaba Vivaldi, y se reflexiona sobre las prácticas de tortura que utilizaban durante las confesiones, obligando a los inocentes a confesar delitos que no habían cometido.

Le indignaban los males que la perversidad de los hombres es capaz de preparar a sus semejantes, y la insolencia del verdugo que, después de haber sacrificado a la víctima, se atreve a disculparse con la justicia y la necesidad. ¿Es posible? ¿Una perversidad semejante se puede suponer de la naturaleza humana? ¿Han sido los hombres capaces de sufrirla? ¿El hombre que, dotado de su razón se cree superior a todos los demás seres, se ha podido dejar conducir a una locura tan abominable y a una crueldad desconocida hasta por las mismas fieras? 
Los tigres y leones no despedazan a los animales de su especie, solo el hombre envanecido con su razón y pretendida idea de la justicia es capaz de unir el delirio de la locura con el exceso de la perversidad. 

En fin, si te gustan este tipo de novelas, con esos ingredientes góticos y con cierto apasionamiento romántico, te animo a que le des una oportunidad a esta. Me ha resultado entretenida de leer y me deja con ganas de regresar a la autora, quizás le dé la oportunidad a sus Misterios de Udolfo

Comentarios

  1. ¡Hola! Pues no conocía esta obra en particular, aunque de la autora sí que había oído hablar en otras ocasiones. Me llaman varios de los elementos que mencionas y me genera curiosidad cómo funcionaran en su conjunto, así que no descarto darle una oportunidad.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pues yo igual, no sabía nada de este título hasta que me lo encontré y ha sido un buen comienzo con la autora. Los misterios de Udolfo, su obra más conocida, tiene fama de ser tediosa y creo que esta, que para nada me ha resultado lenta o aburrida en su desarrollo, es un mejor libro para conocerla. Si te va la novela gótica, romántica, creo que puede gustarte, espero que sea de tu gusto. Yo de todas formas le daré la oportunidad a Los misterios de Udolfo, a ver qué tal.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No me llama mucho la literatura gótica pero sí me parece interesante esa cierta crítica que se hace a los convencionalismos sociales de la época.
    La verdad que a la autora solo la conocía de nombre y este título ni me sonaba.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lorena.
      Sí, está interesante como a través de esta trama muestra ciertos convencionalismos.
      Yo me he dado cuenta de que me gusta mucho la novela gótica, pero así, un poco de repente. Me puse a reflexionar sobre ello, sabía sobre el género gótico, sus características, me llamaba la atención, pero es que haciendo recopilación de las novelas que ya he leído que pueden engoblarse dentro del género me di cuenta que he disfrutado mucho de ellas: El monje, Frankenstein, Dr. Jekyll y Mr. Hide, Cumbres borrascosas, Jane Eyre, El retrato de Dorian Gray, Drácula, relatos de E.T.A. Hoffman, este título que traigo hoy... y tengo en lista de deseos otras obras que también pueden considerarse del género. En fin, que espero seguir descubriendo otras obras que también me atrapen. Yo con el terror soy un poco sensible y el género gótico me da justo lo lo que quiero, sin sobrepasar ciertas líneas jeje
      Si le das una oportunidad a esta autora creo que este es un título idóneo. No he leído Los misterios de Udolfo, su obra más conocida, pero hablan de ella como un poco ardua, en el sentido de lenta y tediosa, y esta no me lo ha parecido para nada.
      En fin, me ha gustado acercarme a la escritura de "la madre de la novela gótica".
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que bien suena este libro que nos comentas. El gótico siempre suele llamarme la atención y todo este transcurso de los protagonistas entre castillos, pasadizos y cadáveres me atrae. Además parece bastante interesante la historia. Me lo apuntaré para futuras lecturas. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues si el estilo gótico te gusta esta novela te parecerá como mínimo entretenida, jeje, o eso espero. A mí me ha resultado muy amena de leer y bueno, con esos ingredientes que si se disfrutan de ellos pues se hace más placentero aún. Espero que si le das la oportunidad no te decepcione. Un saludito, gracias por pasarte por aquí! :D

      Eliminar

Publicar un comentario