JANE EYRE

Título: Jane Eyre
Autora: Charlotte Brontë
Traducción: Alejandro Pareja Rodríguez
Idioma original: Inglés
Editorial: Austral
Año de publicación/edición: 1847/2016
Páginas: 668



Sinopsis:
Dueña de un singular temperamento desde su complicada infancia de huérfana, primero a cargo de una tía poco cariñosa y después en la escuela Lowood, Jane Eyre logra el puesto de institutriz en Thornfield Hall para educar a la hija de su atrabiliario y peculiar dueño, el señor Rochester. Poco a poco, el amor irá tejiendo su red entre ellos, pero la casa y la vida de Rochester guardan un estremecedor y terrible misterio.

Opinión:
En esta novela se narra la vida de Jane Eyre. Comenzamos conociendo a una pequeña y huérfana Jane, en la que ya se vislumbra un carácter firme y especial, viviendo una infancia nada fácil con su tía y primos. Posteriormente, es enviada a una escuela donde vivirá experiencias que la marcarán de por vida e iremos avanzando hasta llegar a una Jane joven pero ya adulta y formada, que imparte clases en el colegio donde creció. En cierto momento decide que es hora de cambiar de aires y se pone a buscar un nuevo empleo. En su búsqueda aparece la oportunidad de ser institutriz en Thornfield Hall, lo cual acepta y se va a vivir a su nuevo destino donde conocerá al señor Rochester, alguien que no la dejará indiferente. Junto a ella vamos viviendo diversos acontecimientos, no todos agradables, pero que irán forjando su persona.

El libro está dividido en 38 capítulos y está escrito en primera persona. Aunque puede considerarse un libro extenso, su lectura se hace muy amena, la autora implica en todo momento al lector, y te sientes partícipe en las diferentes partes de la trama. No diría tampoco que es lectura ligera, Jane nos comparte todas sus impresiones, reflexiones y el análisis de las situaciones que va viviendo, pero aun así a mi parecer no es nada tedioso.  

Es fácil hacerse una idea de cada contexto por el que pasa nuestra protagonista, así como de las distintas figuras que forman parte de uno u otro momento de su vida, ya que los escenarios y los personajes están perfectamente desarrollados y definidos. La ambientación y las descripciones son maravillosas, te sumergen totalmente en la historia. Hay párrafos de gran belleza, casi poética diría, donde la autora deja clara su capacidad para narrar de forma hermosa aquello que quiere transmitir. 

El amor romántico y el familiar/fraternal están presentes, tanto su anhelo como explícitamente manifestados. Se aprecia algunas pinceladas de terror gótico, con pasajes y personajes siniestros que ponen los vellitos de punta en ocasiones. Tambien hay drama y experiencias que hacen soltar alguna lágrima y a su vez, ciertos toques de humor y de escenas un tanto peculiares que suscitan risas. 

El personaje de Jane Eyre es de mis personajes literarios favoritos, tiene una fuerza y un carisma muy especiales. El personaje masculino principal puede provocar emociones encontradas, del tipo amor-odio, a otros se les odia a más no poder desde que aparecen, pero también hay a los que desde el minuto uno se les coge cariño; me gusta mucho cómo están construidos cada uno de ellos, con perfiles muy definidos pero que se desarrollan coherentemente. 

Se hace una crítica a las convenciones de la época y también se tratan temas relacionados con: la soledad; la búsqueda de independencia y de desarrollo personal; la valoración profunda de la persona atendiendo a su personalidad, inteligencia, bondad, etc. más que a su belleza externa y superficial; la defensa de mantener los principios e ideales propios; hace llamaradas feministas defendiendo la consideración de la mujer como persona con las mismas necesidades y anhelos que los hombres; trata el amor, más allá de la superficialidad, como conexión profunda y desinteresada con la otra persona. Asimismo, la idea de disfrutar de lo sencillo y cotidiano, así como de la naturaleza, se deja ver a lo largo de la novela.

La religión también tiene mucha cabida en esta historia. Las cuestiones religiosas están continuamente presentes y se observa una crítica a la hipocresía en los creyentes y al extremo religioso, abogando más bien por el equilibrio dejando a un lado lo excesivo o demasiado restrictivo; en este sentido se muestran diferentes personajes en los que se aprecian y ejemplifican estos temas.

En fin, no puedo encontrarle nada negativo a esta lectura, es de mis clásicos preferidos y esta es la tercera vez que lo leo y cada vez que lo hago me gusta más. La pluma de Charlotte Brontë es maravillosa y en esta historia deja mucho de ella, gran parte de sus propias experiencias y de su ideología están aquí retratadas; resulta muy interesante indagar sobre su vida y descubrir que ella y Jane en muchas ocasiones son una (de ahí que se considere en parte una autobiografía e incluso, se entiende que Charlotte utiliza a Jane para dar voz a sus propias ideas y reflexiones y para alzar su descontento con la opresión que ejercía la sociedad victoriana con la que le tocó lidiar).

Un libro, sin duda alguna interesante, que no deja indiferente, con una trama que engancha y que se disfruta. Si te gusta el estilo clásico, harías bien en darle una oportunidad. En mi opinión, es de esos libros que se deben recomendar siempre.

Comentarios

  1. Hola guapa!!
    Me paso super por encima porque todavía no he leído este clásico pero pretendo hacerlo durante este año que le tengo muchas ganas ^^
    Gracias por tu reseña.
    Un beso, nos leemos❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Pues espero que le des esa oportunidad y que lo disfrutes de principio a fin. Ojalá pudiera yo leerlo por primera vez jeje sin saber lo que acontece... Y sentirme expectante por la vida de esta protagonista tan carismática.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. La tercera vez ya? Y yo qué hago con mi vida? jajaja No lo he leído aún, pero me muero de ganas. Pero el tiempo y los libros pendientes no ayudan, y eso que me da la sensación de que me encantaría esta historia.

    A ver si puedo encontrarle hueco este año ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! La tercera y no creo que sea la última, regresaré a él sí o sí jejeje. Anímate! Creo que puedes disfrutarlo... Pero entiendo la acumulación de pendientes, yo estoy igual jaja

      Un saludito guapa 😘

      Eliminar
  3. ¡Este libro lo platicamos tanto! Y ha quedado en un lugar muy especial en mi. Me encantó de principio a fin. Y como me dijiste en su momento, podría hacer re lectura la próxima semana sin problemas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué me gustan nuestras charlitas! Y más si tratan de Jane Eyre. Me alegro mucho de que lo hayas disfrutado, es un clásico inolvidable 👏🏻

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Aquí entono mi "mea culpa", nuca he leído "Jane Eyre". Como tú dices, creo que es porque siempre me ha dado pereza, me ha parecido largo, me daba miedo enfrentarme a él... pero leyendo tu reseña me ha recordado a Jane Austen y me ha dado nostalgia. Así que no descarto que cuando pase el verano, le busque un hueco y me anime con él en otoño.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay pues espero que te guste y lo disfrutes mucho, estaré pendiente si te animas para saber qué te parece. Diría que pasarás buenas tardes de otoño acompañada de Jane. Es de esos clásicos a los que se les coge mucho cariño y que el cuerpo te pide leer de nuevo en otra ocasión, aunque quién sabe qué te parece a ti, tampoco te quiero crear demasiadas expectativas jajaja

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. ¡Hola! ^^
    Yo lo leí hace un par de años, y al tratarse de un clásico tenía la impresión de que sería un libro muy denso, y no fue así. Aunque tengo que reconocer que hubo determinada parte de la historia (poco antes de que se conociera el secreto de Mr. Rochester), que me resultó un poco lenta. Pero luego volvió a engancharme de nuevo, y a parte de ese pequeño detalle fue una historia que disfruté mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      sí, la verdad es que es una historia muy disfrutable. Siendo tan extenso considero que es normal que algunas partes puedan hacerse algo más lentas, sí, aunque en mi caso es un clásico donde apenas noto esto. Me alegro que esté dentro de tus clásicos que has disfrutado.

      Un saludo!!

      Eliminar
  6. Pues no sé por qué pero se me atraganta Jane Eyre, la verdad. Todavía no me he puesto a leerlo. He leido Cumbre Borrascosas de su hermana y me gustó mucho. También descubrí que nos han estado vendiendo la imagen de que es una novela de amor desgarrado y para mí es la historia de una venganza...
    Tengo pensado leer Agnes Grey de Anne, y quizá algún día coja fuerzas para ponerme con Jane Eyre..
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Jane Eyre está dentro de mis clásicos preferidos y yo se lo recomiendo a todo aquel que disfrute con este tipo de estilo. A ver si cuando te pongas con ella te atrapa también. También leí Cumbres borrascosas, una novela muy muy diferente a Jane Eyre jeje, pero que sin duda también está dentro de mis clásicos predilectos. No diria que cumbres me encanta, más bien lo valoro porque me hace sentir cosas que no he sentido con otras novelas... Sin duda es una historia de venganza como dices, pero yo también veo que hay amor pero no desde la perspectiva clásica o típica, no sé, te muestra todo lo cruel, todo lo oscuro, no sé... a mí me transmite sensaciones como digo que me son dificiles de describir pero que no me dejan indiferente, lo cual no significan que sean positivas. En fin... que me alargo, simplemente digo que Cumbres Borrascosas es una historia maravillosa, pero no porque me sienta bien leyendola, valoro lo diferente que me resulta al resto de clásicos que he leído.
      Este año por cierto quiero retomar a las Bronte, leer más de Charlotte, releer Cumbres y estrenarme con Anne que aún no la he leído, así que estaremos ambas inmersas en estas hermanas.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario